https://www.medicinaesteticabalmes.com/modules/mod_image_show_gk4/cache/slider.Chica-de-vacacionesgk-is-91.jpglink
https://www.medicinaesteticabalmes.com/modules/mod_image_show_gk4/cache/slider.Piel-Sedal-Cabello-Verano-Estilo-2gk-is-91.jpglink
«
»

¿Se pueden reducir los pómulos?

544

Los beneficios de la reducción de pómulos son por lo general estéticos, en lugar de médicos. En los resultados se incluyen unas mejillas más finas y definidas que ayudan a mejorar la apariencia facial. Estos resultados se pueden conseguir sin tenerte que someter a otros tratamientos más caros de cirugía estética. El resultado, para muchos pacientes, puede significar un crecimiento del nivel de confianza asociado con una mayor autoestima.
Los dos principales tipos de reducción de pómulos son por eliminación de grasa bucal y el procedimiento de la liposucción facial.
Los candidatos ideales para someterse a una reducción de pómulos son aquellos que tienen más de 18 años y gozan de buena salud. También deben ser estables psicológicamente y tener expectativas realistas sobre los resultados de la cirugía. Se debe evitar fumar, beber y tomar ciertos medicamentos antes y después de la cirugía. Éste es un punto que se debe discutir con el cirujano plástico en la primera visita.
La extracción de grasa bucal es una intervención ambulatoria que dura aproximadamente una hora. Se puede realizar en la sala de cirugía del cirujano plástico, en un centro quirúrgico ambulatorio o en un hospital local.
En primer lugar, se le administra al paciente el tipo de anestesia que se haya elegido previamente, o bien por elección del propio paciente o del cirujano. Es posible que además de la anestesia, le suministren un sedante oral o un valium antes de la cirugía con el fin que pueda relajarse. Se le coloca al paciente antes o después de la cirugía, una sonda intravenosa con goteo de suero salino para mantenerlo hidratado. Esta sonda puede servir como medio para la introducción de otros medicamentos, si surgiera la necesidad. En el momento de insertar la vía intravenosa suele picar un poco.
Después de que se inyecte la aguja en la vena, se saca y se introduce un tubo de plástico pequeño asegurándolo en la vena. La sonda intravenosa se suele colocar en la parte interior del codo o la mano, dependiendo del tamaño de las venas en esos respectivos lugares.
Los efectos de la anestesia después de la introducción del líquido en el torrente sanguíneo son casi inmediatos. Si el cirujano cree necesario suministrar un sedante al paciente, se puede inyectar a través de la sonda intravenosa, ya sea mediante inyección hipodérmica o mediante un mecanismo de goteo adicional.
Una vez la anestesia ha hecho efecto, el cirujano hará una incisión (de 2 a 4 cm de longitud) entre la mejilla y las encías (cavidad maxilar), comenzando por encima del segundo molar superior hacia la parte posterior de la boca. El cirujano utiliza esta incisión para ver el músculo más grande de la mejilla, el músculo buccinador. Después, el cirujano ejerce presión con el dedo pulgar sobre el exterior de la mejilla derecha por debajo del hueso del pómulo haciendo que la grasa bucal salga a través de la incisión. Se pueden extraer pequeñas cantidades de grasa con unos fórceps o pinzas quirúrgicas. La cantidad total que se extrae depende de cada paciente.
A continuación, el equipo quirúrgico recuenta los instrumentos utilizados con la finalidad de cerciorarse que no se han dejado ninguno de ellos en el interior de la incisión. Se cierran las incisiones con puntos no absorbibles. Es posible que el médico coloque una gasa empapada de antibióticos entre los molares superiores y las encías. Se puede colocar un apósito de presión alrededor de la cabeza del paciente.
Las enfermeras despiertan lentamente al paciente y lo llevan a la sala de recuperación donde monitorean sus signos vitales. El paciente puede permanecer en la sala de recuperación incluso hasta dos horas, eso depende de la persona. El paciente puede notarse la cara tensa y sensible hasta que no desaparecen completamente los efectos de la anestesia. Una reacción común a la anestesia también puede implicar una respuesta emocional.
Si el paciente comienza a temblar, lo taparán con una manta caliente, esto lo aliviará. La medicación recetada debe que reducir o hacer desaparecer cualquier dolor y malestar adicional. Sin embargo, si crees que la intensidad de tu dolor no es normal una vez que llegues a casa, llama inmediatamente a tu cirujano plástico o al personal de guardia. Alguien te deberá llevar a casa, ya que a causa de la anestesia y los medicamentos administrados no serás capaz de ver con claridad y probablemente tu juicio se verá afectado.
El cirujano también puede realizar una liposucción facial para eliminar los depósitos de grasa de la mejilla cuando hay una cantidad excesiva de grasa.

Información adicional

Centro de medicina estética especialistas en depilación láser, fotodepilación láser y

adelgazamiento en Barcelona

Bienvenida/o a la información básica sobre las cookies de la página web responsabilidad de la entidad:

BODY BALMES S.L.

Las cookies pueden ser de varios tipos: las cookies técnicas son necesarias para que nuestra página web pueda funcionar, no necesitan de tu autorización y son las únicas que tenemos activadas por defecto.

El resto de cookies sirven para mejorar nuestra página, para personalizarla en base a tus preferencias, o para poder mostrarte publicidad ajustada a tus búsquedas, gustos e intereses personales. Puedes aceptar todas estas cookies pulsando el botón ACEPTAR o configurarlas o rechazar su uso clicando en el apartado CONFIGURACIÓN DE COOKIES.

Si quieres más información, consulta la POLÍTICA DE COOKIES de nuestra página web.