https://www.medicinaesteticabalmes.com/modules/mod_image_show_gk4/cache/slider.Chica-de-vacacionesgk-is-91.jpglink
https://www.medicinaesteticabalmes.com/modules/mod_image_show_gk4/cache/slider.Piel-Sedal-Cabello-Verano-Estilo-2gk-is-91.jpglink
«
»

Operación fotodepilación láser total

825

Cada día son más las mujeres que se reinventan en su forma de depilarse las diferentes áreas del cuerpo, por los cánones de belleza que imponen ciertas sociedades, aunque en algunos lugares del mundo, esto no represente un gran problema, por aquello de la libertad de las féminas de hacer con su cuerpo lo que deseen, inclusive, dejarse crecer el vello corporal si así lo desean. 
Por eso además de las cuchillas, la cera, las depiladoras eléctricas y las cremas para eliminar el vello, hay otras alternativas quizás menos invasivas y mucho más efectivas, que si son bien empleadas garantizan la eliminación permanente del molesto vello en más de un 95%, por lo que no tendrás que preocuparte por rasurarte cada vez que vas a la playa o tienes un evento especial.
Estamos hablando de la fotodepilación, un tratamiento cosmético que ha revolucionado el mundo de la depilación, por tener la cualidad de eliminar el vello casi en su totalidad y para siempre, sin producir dolor y con menor porcentaje de reacciones alérgicas.
Muchas veces por no conocer sus características se puede confundir con la depilación con láser, sin embargo, son muy diferentes en cuanto al método que se utiliza para llegar al folículo piloso y acabar con el vello, ya que el tratamiento con láser produce calor en la zona a depilar, generando molestias y dolor, cuando este penetra en la piel,
Además la eficacia de este tipo de depilación, está segmentada a las pieles blancas con vellos oscuros, porque debido a su longitud de onda, el láser solo ataca los vellos oscuros, dejando los rubios y castaños claros. Asimismo, no puede ser empleado en pieles oscuras porque no se obtienen resultados favorables en cuanto a la eliminación del vello, pero sí deja secuelas de irritación en la piel.
Por su parte, la fotodepilación, se trata de la aplicación sobre la piel de un haz de luz pulsada, disparada desde una lámpara de xenón a unos pocos milímetros de distancia de la piel, y tiene intervalos más amplios en cuanto a su longitud de onda, por lo que permite quemar también los vellos de colores más claros, inclusive los blancos como las canas.
Esta luz que produce el tratamiento de fotodepilación, es absorbida directamente por la melanina del vello, donde se convierte en calor hasta llegar a la raíz del pelo en el folículo piloso, lugar donde finalmente se destruye. De allí la garantía de la depilación definitiva, pues al acabar con el folículo, ya no habrá lugar de dónde salir el vello.
El beneficio principal que se obtiene de la fotodepilación, es que puedes olvidarte de la depilación dolorosa que puedes hacerte con cera, con láser o hasta con cuchillas, al mismo tiempo que ahorras tiempo, pues la fotodepilación en una zona pequeña puede hacerse en sesiones de solo 5 minutos, mientras que las áreas más extendidas como las piernas, requieren sesiones de unos 20 minutos.
De igual forma, la fotodepilación es apta para todo tipo de pieles, sin el miedo de producir daños como la irritación, enrojecimiento o ardor en la zona tratada, mientras se practique de la mano de un profesional en una estética especializada. 
También puedes usar la fotodepilación en todo tu cuerpo, pues actúa con la misma eficiencia con todos los tipos de vellos que se pueden encontrar en las diferentes zonas, desde el más grueso que se puede localizar en la zona púbica, o en la barba en el caso de los hombres, hasta los vellos un poco más delgados como los de las piernas, en el caso de las mujeres.
Otra ventaja importante, es que la fotodepilación no causa ningún tipo de cambio en el color de la piel, como puede darse en otros tratamientos donde se producen manchas, lo que sí debes tener en muy en cuenta, es que durante el tiempo que duren las sesiones para hacerte la depilación definitiva, debes estar alerta con los cuidados contra el sol, usando siempre un protector con factor alto e indicado para tu tipo de piel, no exponerte demasiado en la calle, no visitar ni la playa ni la piscina y cubrir con ropa clara, preferiblemente de algodón las zonas que estás tratando.
Finalmente, muchas personas refieren que el tratamiento de la fotodepilación suele ser costoso, sin embargo, si se trata de algo que solo pagarás una vez, bien vale la pena la inversión por el cuidado de tu piel.

Información adicional

Centro de medicina estética especialistas en depilación láser, fotodepilación láser y

adelgazamiento en Barcelona