http://www.medicinaesteticabalmes.com/modules/mod_image_show_gk4/cache/slider.Chica-de-vacacionesgk-is-91.jpglink
http://www.medicinaesteticabalmes.com/modules/mod_image_show_gk4/cache/slider.Piel-Sedal-Cabello-Verano-Estilo-2gk-is-91.jpglink
«
»

La fotodepilación láser de diodo

Fotodepilación Barcelona

El láser diodo, con una longitud de onda de 800 nanómetros, es probablemente el más actualizado para la depilación definitiva, y en particular para la masculina. La razón es que es el más idóneo para pieles oscuras e incluso bronceadas, ya que es apto particularmente para fototipos comprendidos entre el IV y el VI, aunque también es eficaz para otros inferiores.
 
Sin embargo, otros tipos de láser sólo tienen utilidad hasta el fototipo VI, por lo que no se puede proceder a la depilación de pieles oscuras y bronceadas sin un riesgo elevado de producir efectos adversos, entre los que se incluyen quemaduras. Además, el láser diodo permite una mayor penetrabilidad en la epidermis, lo que facilita la eliminación del vello con una implantación de mayor profundidad en la piel.
Por otra parte, y teniendo en cuenta que el láser tiene como diana a la melanina (el pigmento de proporciona el color tanto a la piel como al cabello), el láser diodo permite eliminar el vello más oscuro y de calibre grueso y oscuro, que es aquél en el que se dan las mayores concentraciones de melanina.
Esta característica hace que este tipo de láser sea el más adecuado para la depilación masculina, pues el vello del hombre suele ser más grueso y oscuro que el de la mujer. Asimismo favorece la depilación definitiva de mujeres que se han depilado durante mucho tiempo con métodos tradicionales, como el rasurado o la cera, pues con estas técnicas el vello adquiere paulatinamente un mayor calibre e incluso llega a oscurecerse aún más.
Existe en el mercado un nuevo tipo de láser diodo, conocido como Soprano, con una longitud de onda ligeramente superior (808 nanómetros) y concebido para favorecer la depilación de grandes áreas de piel. La diferencia fundamental con sus predecesores estriba en se pueden realizar 10 disparos de baja energía por segundo en lugar de un sólo pulso, lo que permite repartir la energía de la luz láser de forma homogénea y realizar sucesivas pasadas por una misma zona sin que la piel se caliente excesivamente.
Otra diferencia es que de este modo el tratamiento es prácticamente indoloro, lo que no ocurre con los láseres diodo tradicionales. Estas particulares características le hacen el más útil para la depilación de zonas sensibles como las ingles, la cara interior de muslos y piernas o el pecho. Y ello reduciendo de forma significativa el número de sesiones necesarias para la depilación total y definitiva de grandes áreas corporales, como es el caso de la depilación masculina.
 

 

Información adicional

Centro de medicina estética especialistas en depilación láser, fotodepilación láser y

adelgazamiento en Barcelona